• El Simposio ha completado con éxito el objetivo de exponer la experiencia del Proyecto » VIÑAS x CALOR» a representantes de diversas ciudades europeas, que han querido conocer la experiencia con voluntad de hacerla suya.
  • La tesis del Proyecto, en que los restos de la poda de los viñedos pueden ser una fuente de energía como biomasa, ha sido compartida por los participantes en el Simposio de los diferentes países europeos, España, Alemania, Italia y Portugal, tanto a nivel de expertos como de representantes de las ciudades, valorando la importancia de cerrar el círculo de la vid y de reducir la huella de carbono del sector del vino.
  • El Simposio ha puesto de manifiesto la importancia de los restos agrícolas y de matorral en la producción de biomasa para hacer energía, rompiendo una inercia que no los tenia en cuenta ante el valor que tradicionalmente se ha dado a la biomasa forestal. En este sentido, la participación de expertos de centros de investigación como el IRTA o el Centro Tecnológico Forestal de Cataluña y del TESAF de la Universidad de Padua así lo han corroborado.
  • Asimismo la experiencia de «Pelets Combustible de la Mancha SL» o la incipiente de Nou Verd SCCL, demuestra la importancia de aquellas empresas que realizan la gestión de la biomasa agrícola para su posterior utilización para uso industrial o en equipamientos . También se valora positivamente la existencia de empresas públicas que distribuyan energía producida por biomasa, como hace la ciudad de Bühl y pretende hacer Vilafranca.
  • Asimismo, la experiencia práctica tanto del Distrito de Calor de la ciudad de Vilafranca, que funciona exclusivamente con biomasa agrícola de la vid, como la de Cavas Vilarnau (grupo Gonzalez Byass) y Bodegas Torres pone de manifiesto que en la práctica se puede utilizar con total garantía la biomasa procedente de la vid, ya sea de manera exclusiva como mezclada con biomasa forestal.
  • La experiencia práctica de las instalaciones del proyecto «VIÑAS x CALOR» pone de manifiesto que hoy existen en el mercado calderas suficientemente preparadas para quemar este tipo de biomasa y que los técnicos han puesto las medidas necesarias para su carga en la caldera y extracción de cenizas para que funcione con total normalidad.
  • Se constata que tenemos dos retos ante los que hay que avanzar: la logística de la prepoda y recogida de los sarmientos y su comercialización a través de una empresa pública.
  • Una vez más se hace hincapié en que con los sarmientos de las viñas de Europa se podría producir la energía que hacen casi 3 centrales nucleares, con la diferencia de que el coste es infinitamente más bajo, no hay peligro para el Medio Ambiente, se descentraliza la producción y, por tanto, los centros de poder, se crean muchos más puestos de trabajo y, lo que es más importante, se dispone de una energía de fuentes renovables y sin poner en peligro la vida en la Tierra.

 

Vilafranca del Penedés a 11 de marzo de 2016.