Durante el primer trimestre del curso escolar 2018/19 casi un centenar de alumnos de Secundaria del municipio han visitado la caldera de biomasa de la Girada que funciona 100% con poda de viña del territorio del Penedès.

En estas visitas, los jóvenes, que estudian en los diferentes Institutos de Vilafranca, han podido conocer de la mano de los técnicos de Medio Ambiente del Ayuntamiento, una de las maneras de aprovechar los recursos energéticos que produce el territorio, al tiempo que se lucha contra el cambio climático.

Desde el Ayuntamiento se consideran claves estas visitas para que las nuevas generaciones conozcan la situación del clima y sean conscientes de lo que podemos hacer para revertir la actual tendencia negativa, aprovechando los recursos de proximidad.