El 3 de noviembre, alrededor de 150 participantes, entre los cuales los administradores de los 15 municipios de Conegliano Valdobbiadene, Ciudad Europea del Vino 2016, ciudadanos y jóvenes interesados ​​asistieron a la jornada “Viña y Energía: los residuos de la viticultura y su valorización energética: comparación de las experiencias y perspectivas “, en el marco de la primera convención de la fiesta de la cultura del vino Prosecco Superiore de Otoño.

Para empezar, el Profesor Cavalli mostró la relevancia de proyecto PRO.S.E.C.CO (producción de energía sostenible a partir de la combustión y el compuesto), explicando las muchas posibilidades que ofrece la recuperación, la explotación y el uso de la biomasa derivada de la actividad vinícola.

4El Profesor Cavalli ilustró dos vías: la producción de combustibles (virutas de madera de sarmientos) y el compostaje, con la posibilidad de la trituración en la fila y el biosaneamiento en el lugar de los sarmientos. Cavalli difundió los modelos y estudios de los puntos de recogida en el territorio, con el fin de crear “centros” de producción de compostaje: los 15 municipios de Conegliano Valdobbiadene Prosecco Superiore DOCG producen en conjunto un promedio de 25 mil toneladas de sarmientos, 17 mil de los cuales disponibles para la recogida. En cuanto a la combustión, Cavalli recordó la importancia de tres factores para lograr resultados sostenibles y eficientes: la calidad del combustible, el tipo de máquina que se utiliza y la buena práctica del hombre. Un proyecto de gran interés, con un estudio muy completo, que aún no se ha llevado a la práctica.

Por eso fue muy ilustrativa la exposición práctica del proyecto “VIÑASxCALOR”, para constatar la viabilidad de la propuesta del territorio. Así, durante la conferencia se demostró la experiencia del Penedès, zona de vino y cava, que  tiene muchas similitudes con las colinas del Prosecco. Jordi Cuyàs, coordinador de Proyectos estratégicos del Ayuntamiento de Vilafranca del Penedès, presentó las prácticas de reutilización con fines energéticos de los subproductos de la poda y la vinificación.

Con este acto, el Proyecto “VIÑASxCALOR” ha dado un paso importante en su difusión en las principales zonas vitícolas de Europa, de la mano de la red europea RECEVIN, colaboradora de este LIFE. RECEVIN estuvo representada por la Secretaria general, Carmen Ribes, que subrayó las posibilidades que ofrece a las ciudades el trabajo en red, como el hecho de poderse aprovechar de los aciertos y errores del proyecto así como puso de relieve la importancia de la replicabilidad de las actividades en las ciudades vitivinícolas que forman parte de RECEVIN. El trabajo en red es uno de los caminos para rentabilizar la aportación de la UE.