En el marco de la conferencia sobre innovación democrática y gobierno local, organizada por la Federación de Municipios de Cataluña (FMC) y la Fundación Pi i Sunyer, que tuvo lugar el jueves 14 de febrero con la asistencia de cerca de 450 participantes, se reconocieron las iniciativas de 81 municipios que han recibido el certificado de buena práctica para el período 2014-2018 dentro del Banco de Buenas Prácticas (BBP). El BBP es una iniciativa de la Fundación Carles Pi i Sunyer de estudios autonómicos y locales, que cuenta con la colaboración de la Federación de Municipios de Cataluña, que pretende promover la mejora y la innovación en los gobiernos locales.

En este acto fueron reconocidas dos buenas prácticas lideradas por el Ayuntamiento de Vilafranca del Penedès. Una es el proyecto VIÑASxCALOR, que utiliza la biomasa de la viña para generar energía térmica, y a la cual a los socios iniciales, INNOVI, COVIDES y NOU VERD se ha añadido la empresa municipal de Aguas de Vilafranca que gestiona el Distrito de Calor de la Girada y la Cooperativa vinícola de La Granada que está haciendo actualmente la recogida en los viñedos. Entre los consumidores, además de algunas bodegas, está en fase de instalación el Centro Sociosanitario Ricard Fortuny.

La otra Buena práctica reconocida es el proyecto VILAFRANCA INCLUSIÓN, que rehabilita viviendas vacías a través de un convenio con sus propietarios, para que sean durante unos años viviendas de uso social; así se mejora la ciudad a la vez que se da un uso social a un número importante de viviendas.

Por parte del Ayuntamiento recogieron los diplomas acreditativos el Teniente de Alcalde de Territorio y Medio Ambiente, Josep Mª Martí y el Coordinador de Proyectos Estratégicos, Jordi Cuyàs. En la web http://www.bbp.cat  se puede encontrar más información sobre estos proyectos.