Uno de los objetivos del Proyecto “Viñas por Calor”, que en el marco del Programa LIFE de la Unión Europea promueven el Ayuntamiento de Vilafranca, Covides, Innovi i Nou Verd, es que los sarmientos que provienen de los trabajos de la poda de las cepas estén en las mejores condiciones posibles para hacer combustible sin necesidad ningún tratamiento más.

Por eso, se está trabajando en un prototipo de máquina prepodadora que evita que los sarmientos ya cortados caigan al suelo, y que se está perfeccionando de cara a la próxima campaña. Ya se han hecho pruebas con un notable éxito con una máquina de recoger, limpiar y triturar la poda que ya está en el suelo. Esta máquina, que ha traído a la comarca la cooperativa Nou Verd, ha recogido material de diversas viñas del Penedès que servirá para alimentar las calderas de biomasa que se están instalando en el marco del Proyecto, como la de las Cavas Vilarnau o la red de calor que ya ha licitado el Ayuntamiento de Vilafranca para calentar algunos edificios de equipamientos de La Girada.