El miércoles 29 de abril, con motivo de la puesta en marcha de la planta de biomasa con restos de la vid en Cava Vilarnau, se han reunido varias personas implicadas en el proyecto: Damià Delàs, gerente de la empresa y representante en esta ocasión de INNOVI; el Ayuntamiento de Vilafranca, con la presencia del Concejal de Medio Ambiente Josep Maria Martí, del Coordinador del Proyecto Jordi Cuyàs y otros técnicos como Salvador Ventura y David Alquézar; el Presidente de COVIDES, Joan Marcé; el gerente de NOU VERD, Juli Silvestre, acompañado de varios profesionales de la empresa; los servicios técnicos del departamento de Medio Ambiente de la Diputación de Barcelona; y los representantes de SAVIA, señores Cerveró, como proveedores de la planta.

Este proyecto, denominado «Viñas por Calor», se trata de un programa LIFE cofinanciado por la Unión Europea. Esta planta de biomasa es pionera en el marco de la Unión Europea, debido a que se utilizan como biomasa los restos de poda generadas en los viñedos de proximidad a la vez que se proveen por los viticultores asociados a Covides.

Hay que remarcar la importancia del trabajo conjunto realizado por Codorniu, Covides, Innovi, Vilarnau y Nou Verd. Esto es una muestra de colaboración entre el sector viticultor y de diferentes elaboradores que da como resultado un proyecto innovador y sostenible.

Dentro de este mismo programa hay que destacar que el Ayuntamiento de Vilafranca está ya en la fase de concurso restringido, por el que 5 empresas del sector elaboran un proyecto básico a partir del cual se seleccionará la empresa que hará el proyecto definitivo del Distrito de calor en los equipamientos del barrio de La Girada.

La empresa Codorniu, que participa también en el programa, ha hecho varias pruebas durante estos días, con biomasa de la vid en las instalaciones que tiene en Raimat, con resultados muy positivos.