Vineyards for Heat
El projecto tiene como objetivo aplicar e implementar un Círculo Virtuoso de las Viñas (VVC) como estrategia local para mitigar el cambio climático que contribuya a alcanzar los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero (GEI) de acuerdo con el SEAP (Plan de Acción de Energía Sostenible) derivados del compromiso político y del Pacto de los Alcaldes. El Círculo Virtuoso de las Viñas aprovecha la poda de las viñas para generar calor y frío para las bodegas. Este VVC involucra a todos los actores de la cadena de valor de la biomasa: proveedores de biomasa procedentes de viñas, recolectores de biomasa, y consumidores de energía, con la supervisión de un garante institucional: el municipio de Vilafranca.

Con 28.000 hectáreas de viñas, 5.800 productores, embotelladores, bodegas y 1.500.00 hectolitros de producción media anual, se garantiza el suministro renovable. Lo mismo es cierto para el consumo de la energía resultante, en particular en las empresa vitivinícolas, así como en otros negocios, equipos y sectores residenciales en un futuro próximo.

Objetivo principal

El proyecto tiene como objetivo demostrar la viabilidad del CÍRCULO VIRTUOSO DE LAS VIÑAS (VVC) como estrategia local para mitigar el cambio climático contribuyendo a lograr los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero (GEI); en línea con el paquete energía-clima de la Unión Europea también conocido como 3*20 y, en concreto, impulsado el aumento de la producción de energía renovable para llegar al 20% de las necesidades energéticas de la UE.

El VVC involucra a todos los actores públicos y privados locales que garantizan la rentabilidad de la poda de las viñas para generar calor y frío, con el propósito de fijar las bases para la transición de la región del Penedès, en un área económica baja en emisiones de carbono y contribuir al objetivo de reducir las emisiones agrícolas en un 42% (plan 2050).

Establecer una iniciativa para gestionar el VVC

Establecer una INICIATIVA SOSTENIBLE COMPARTIDA DE GOBIERNO LOCAL PARA GESTIONAR el VVC desarrollando así un enfoque innovador de la política ambiental hacia cero emisiones de carbono, tanto en las zonas rurales como en las urbanas que puedan replicarse en todas las regiones vivitinícolas de la UE.

Establecer una cadena de valor de la biomasa

De acuerdo con las políticas de la Estrategia Española del Cambio Climático y Energía Limpia, para establecer una cadena de valor de la biomasa (BVC), que genera una economía local productiva (verde) que debería permitir “cerrar el círculo del vino” utilizando biomasa residual a partir de las viñas para producir un resultado productivo (calor y frío) para las bodegas y la región vinícola en general (incluyendo las zonas urbanas).

Aplicar plenamente el VVC

Establecer una EMPRESA MUNICIPAL DE SERVICIOS Y UNA HOJA DE RUTA DE 10 AÑOS CONSENSUADA para aplicar plenamente el VVC.