En el marco de una visita que ha efectuado en el Penedès una delegación de la zona vitivinícola de Canelones (Uruguay, una zona de 30 municipios cerca de la capital) ha querido conocer el proyecto «Viñas x Calor», en sus vertientes medioambiental , social y técnica, para estudiar la viabilidad de utilizar los sarmientos de la vid en su país como biomasa para cerrar el círculo del sector en la lucha contra el cambio climático, en un encuentro realizado en el Centro de Interpretación del Cava en Sant Sadurní.

Presentaron el proyecto su coordinador, Jordi Cuyàs, y el gerente de Nou Verd, Juli Silvestre, remarcando la necesidad de la concertación de los diferentes agentes para el éxito de una iniciativa de esta envergadura. En concreto la concertación público / privada, la relación viticultores / elaboradores, los aspectos sociales y medioambientales y los avances tecnológicos centraron la atención de la delegación.

La visita se enmarca en un proyecto de cooperación que por el lado catalán está formado por el VINSEUM, los Ayuntamientos de Vilafranca y Sant Sadurní, la Asociación de Viticultores y la asociación de cooperativas “Entrem-hi” y  por parte de Uruguay esta representada por  la Intendencia de Canelones, el Instituto Nacional de Viticultura y la Asociación de Turismo Enológico, que agrupa varias bodegas de la zona, interesadas por el enoturismo y los diversos avances empresariales en la cultura del vino. En esta zona de 520.000 habitantes hay 160 bodegas y 1.175 explotaciones vitivinícolas.