La empresa municipal vilafranquina asumirá la gestión de este proyecto que, una vez terminado el apoyo del Life europeo, continuará aportando energía a nuevos equipamientos como el Ricard Fortuny.

El proyecto Life que servía para impulsar la propuesta ViñasxCalor, que ha estado desarrollando el Ayuntamiento de Vilafranca conjuntamente con Nou Verd, Covides e Innovi en estos últimos años, ha llegado a su finalización. El proyecto de Vilafranca ha sido reconocido por el ente europeo, y en el encuentro con los diferentes socios que hasta ahora han participado en el proyecto se celebró el reconocimiento europeo y se presentó la línea de trabajo que se seguirá a partir de ahora.

El alcalde de Vilafranca, Pere Regull, y el concejal de Medio Ambiente, Josep Maria Martí explicaron como se había desarrollado el proyecto hasta ahora, y avanzaban que el resultado ha sido totalmente positivo y por tanto la voluntad es de continuarlo con un nuevo enfoque.

En este sentido, el teniente de alcalde y presidente de la Empresa Municipal de Aguas de Vilafranca, Aureli Ruiz, explicaba que tras la experiencia acumulada en estos años y viendo el aprovechamiento que se puede hacer de los restos de poda para generar energía habían decidido aplicarlo ahora a nivel empresarial y con usos privados gestionándolo a través de la empresa municipal de Aguas.

De hecho se utilizará hoy por hoy la caldera ya existente en el distrito de calor de la Girada y que ya da servicio al Archivo, la guardería El Parquet y la escuela Dolors Piera. Ahora se añadirá el Centro Sociosanitario Ricard Fortuny.

La idea del proyecto es crecer con servicio a nuevas instalaciones que puedan aprovechar esta energía generada por la quema de los restos de poda de la viña. Aureli Ruiz apuntaba que se podría ofrecer el servicio por ejemplo al Hospital Comarcal o a las diferentes instalaciones de la zona deportiva, donde de hecho ya hay una caldera de biomasa que abastece de agua caliente los vestuarios del campo de fútbol.