El Pleno del Ayuntamiento de Vilafranca aprobó el pasado 28 de marzo la memoria económica para ejercer, a través de la Empresa Municipal de Aguas EMAVSA, la actividad de comercializar energía térmica, en cumplimiento de los acuerdos anteriores que modificaban los estatutos de EMAVSA para poder ejercer esta actividad. Transcurridos los 30 días laborables de la información pública sin que se haya presentado ninguna alegación, el acuerdo es definitivo.

Esta energía, que proviene de los sarmientos de la viña, será puesta a la venta a las instituciones públicas y a las empresas privadas siguiendo el modelo centroeuropeo de empresas municipales que prestan servicios básicos a las empresas y al público en general, y concretamente siguiendo el ejemplo de la ciudad alemana de Bühl, hermanada con Vilafranca, la cual realiza esta actividad con éxito y ha tenido varios encuentros con los responsables de Vilafranca.

Con este paso se pone en marcha uno de los objetivos del proyecto VIÑEDOSxCALOR en el marco del programa Europeo LIFE: que Vilafranca disponga de una empresa pública con la capacidad de comercializar energía térmica de km.0, que en nuestro caso es la biomasa de la viña.