Dentro del marco del proyecto “Viñas por calor”, en el cual el Ayuntamiento de Vilafranca y entidades y empresas del sector del vino trabajan para utilizar los sarmientos de la poda de las viñas para producir energía térmica con el apoyo del programa LIFE de la Unión Europea, se ha mantenido una reunión entre los responsables de la Stadtwerke (modelo de empresa municipal que provee de agua, energía y otros servicios a las ciudades alemanas) de Bühl y los de la empresa municipal EMAVSA que provee de agua a Vilafranca y a otros municipios del entorno y que estudia como proveer también de energía térmica.

En la sesión de trabajo participaron el Alcalde de Bühl y el Teniente de Alcalde de Vilafranca, Aureli Ruiz, presidentes respectivamente de las dos empresas municipales, así como directivos y técnicos de estas empresas y responsables del Ayuntamiento de Vilafranca y de la empresa asesora en la implantación de la red de calor en los edificios de equipamientos de La Girada. El objetivo de la sesión fue analizar el funcionamiento de este modelo de empresa pública de suministro municipal en Alemania, que está liderando con notable éxito el proceso de transformación de una sociedad que producía energía de manera centralizada, cara y contaminante, hacia un modelo en el que la producción se está descentralizando y poniendo el acento en las energías renovables y, al mismo tiempo, con menos coste para los ciudadanos y más capacidad de gestión y recursos para el Ayuntamiento.

La delegación vilafranquina ha reforzado su decisión de avanzar, dentro de las posibilidades del municipio, de la comarca y de la legislación (mucho más restrictiva y centralizada en España) en este modelo de producción y distribución pública y descentralizada de estos servicios esenciales para la ciudadanía y para la economía del territorio.