Durante los últimos días han comenzado las obras para llevar agua caliente del Distrito de Calor de La Girada hacia el Centro Sociosanitario «Ricard Fortuny», a una distancia de unos 400 metros, siguiendo los acuerdos que se habían alcanzado entre la compañía municipal de aguas EMAVSA y el Centro para que disponga de calefacción y de agua caliente sanitaria procedente de la biomasa de la viña.

Este hecho significa un paso cualitativo y cuantitativo muy importante, ya que a partir de ahora la caldera del Distrito de Calor estará en funcionamiento las 24 horas del día durante todo el año, lo que significa ir normalizando este sistema sostenible para ser utilizado en todos aquellos centros hospitalarios, residenciales y hoteleros del territorio.