El pasado 27 de abril, un día que fue especialmente frío con la calefacción en marcha, se celebró en la sede del Archivo Comarcal del Alt Penedès, que forma parte del Distrito de Calor de La Girada que funciona exclusivamente con biomasa de la viña, una Jornada dedicada a técnicos de la Administración y de Empresas que apoyan la toma de decisiones en materia energética, para que conocieran de primera mano el funcionamiento práctico de esta biomasa.

En la Jornada participaron 25 técnicos de diferentes sectores que pudieron conocer de primera mano cómo se había hecho el diseño de las instalaciones de este distrito de calor, a cargo de su ingeniero redactor Aleix Rifà; qué requisitos tiene la caldera para ser un caso de éxito utilizando biomasa agrícola, que explicó con mucho detalle el responsable de la instalación de la caldera, Albert Casas, insistiendo en que el éxito de la operación es disponer de una caldera robusta preparada para quemar este tipo de material, lo que en este caso se hace sin más problemas que los habituales en toda instalación energética y sin ningún tratamiento de los sarmientos de la viña una vez recogidas. Finalmente, Daniel Cerveró expuso tanto las facilidades para financiar este tipo de instalaciones como su experiencia positiva en promover la caldera de Cavas Vilarnau.

Después de un amplio debate entre todos los asistentes, se visitó el silo y la caldera situados al lado del edificio del Archivo, donde se pudieron constatar las explicaciones que se habían hecho anteriormente. La Jornada reforzó el convencimiento general de los técnicos de que es posible avanzar en la economía circular en el sector vitivinícola y de la utilidad de la biomasa agrícola como energía térmica renovable de proximidad, y concretamente la de la viña.