Las obras de instalación de una caldera de biomasa al lado del Archivo Comarcal se han iniciado hace unas semanas  y ya esta visible la excavación donde se ubicará la caldera y el depósito para almacenar los restos de poda de la viña que lo alimentarán.

La caldera tiene que entrar en funcionamiento a finales de diciembre y deberá suministrar agua caliente al edificio del Archivo Comarcal,guardería El Parquet,la escuela Dolors Piera y el Centro de Recursos Pedagógicos. También se dejará preparada la instalación para cuando el instituto de la Girada tenga edificio. Con el proyecto del llamado Distrito de calor de La Girada, el Ayuntamiento de Vilafranca quiere demostrar la efectividad de los restos de poda de la viña, abundantes y de máxima proximidad, como recurso para generar energía.

El concejal  de Servicios Urbanos y Medio ambiente, Josep Mª Martí, ha avanzado que el proyecto del distrito de calor va más allá de la instalación de la caldera. El ayuntamiento quiere acabar “desconectando” el edificio del Archivo, haciendo que sea autosuficiente energéticamente. Por eso prepara la instalación de placas fotovoltaicas y se plantea la posibilidad de aprovechar energía sobrante para incluir plazas con punto de recarga  para coches eléctricos  en el  aparcamiento que habrá sobre la plataforma de las vías del tren, junto al Archivo.

El distrito de calor de La Girada se incluye dentro del proyecto Viñas por Calor, que a la vez está dentro del marco del programa europeo LIFE.