Jueves 29 de octubre los alumnos de segundo curso de Formación Profesional de Grado Superior de Vitivinicultura de la Escuela de Viticultura y Enología Mercè Rossell i Domènech (Espiells) de Sant Sadurní, acompañados por sus profesores, visitaron la caldera de biomasa instalada en Caves Vilarnau, en el marco del proyecto “Viñas por Calor” y como estudio de un caso práctico de su Unidad Formativa sobre Valoración de Subproductos.

Los alumnos fueron recibidos por el Director de la Caves, Damià Deàs, que se felicitó del interés de los centros formativos y de los jóvenes que están estudiando vitivinicultura para profundizar en los procesos de producción que reducen el CO2, mejorando el Medio Ambiente y dotando de más autosuficiencia energética las bodegas, a la par que mejoran los resultados económicos. La visita fue conducida por el Coordinador del Proyecto, Jordi Cuyàs, y por la Enóloga de Caves Vilarnau, Eva Plazas.

Cuyàs expuso el contenido del Proyecto remarcando la importancia de la producción de la energía Km.0 y de no depender de los grandes grupos de presión que controlan el sector de la energía y, como consecuencia, la economía de los países; la mejora del Medio Ambiente y la no dependencia de estos grupos fue considerado como el mismo objetivo a alcanzar por las empresas del sector, tanto en las ya consolidadas, donde trabajarán muchos de estos jóvenes alumnos, como en las que nazcan, algunas de ellas también de la mano de estos estudiantes. Por su parte, Eva Plazas condujo la visita a las nuevas instalaciones, explicando todo el proceso de producción energética que han puesto en marcha de la mano del Proyecto, respondiendo a las preguntas de los estudiantes. Como no podía ser de otra manera, la visita terminó con una copa de Cava Vilarnau.